• UPYD defiende la Educación en Igualdad. Se elaborará un programa nacional basado en los parámetros de las instituciones europeas y Naciones Unidas, con la Igualdad como elemento esencial de la democracia moderna y con políticas integradas dirigidas a mujeres y hombres. Esta línea estratégica de Educación en Igualdad se vertebraría en todos los planes de estudio, fomentando los valores democráticos de tolerancia, respeto y solidaridad. Al mismo tiempo, se desarrollaría en los medios públicos de comunicación, continuando la labor de promoción y control positivo en los privados y las redes sociales.
  • Se implantarán políticas para la consecución efectiva de la Igualdad de Oportunidades y de Trato a nivel nacional, esencialmente de la igualdad efectiva de mujeres y hombres y particularmente de las oportunidades en educación, acceso al empleo y derechos civiles.
  • Será un requisito mínimo que las empresas contratadas por la Administración Pública cumplan con los parámetros de igualdad entre hombres y mujeres y priorizar a aquellas empresas que velan por la conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Se fomentará la corresponsabilidad en las tareas de atención familiar de mujeres y hombres mediante el desarrollo de los servicios sociales, en especial de las escuelas infantiles y la atención a la dependencia, y, en las empresas, de horarios laborales y servicios que faciliten la conciliación.
  • Se incentivará la ampliación de los permisos parentales y equiparar los de maternidad y paternidad para favorecer la igualdad de oportunidades laborales de hombres y mujeres, el derecho de ambos progenitores a participar por igual en la crianza de los hijos y el derecho de los hijos a disfrutar del tiempo necesario con sus padres en su primera etapa de vida.
  • Se promoverán medidas normativas en materia de Custodia Compartida que la establezcan, para los hijos menores por ambos progenitores, como norma general en separaciones y divorcios, de modo que su no adopción deba justificarse, priorizando siempre el interés del menor; y siempre que no haya una sentencia judicial sobre alguno de los progenitores por maltrato, abusos o delito que pudiera ser perjudicial para el bienestar del menor.
  • UPYD desarrollará una Ley Nacional y un Plan Nacional contra la LGTBifobia con medidas preventivas y transversales y campañas educativas y de sensibilización en colaboración con organizaciones sociales y empresariales. Asimismo, se impulsará el desarrollo de una Ley Nacional de Transexualidad que avance en la despatologización de la misma e incluya cuestiones relevantes que afectan a los menores transexuales. Además, se reconocerán los derechos de las personas intersexuales.
  • Se pondrán en marcha políticas favorables a la igualdad de trato a personas LGTBI. En la petición de adopción de menores por parejas homosexuales, se establecerán normas que garanticen la imparcialidad, primando siempre el interés del menor. Se implementará la igualdad en la asistencia integral a los tratamientos relativos a la identidad de género en la sanidad pública de toda España.
  • En el artículo 14 de la Constitución Española, que prohíbe la discriminación, se incluirá, tras la palabra “sexo”, las expresiones “orientación sexual” y “género” para evitar de manera expresa cualquier posible discriminación de gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales.