Alimentos prohibidos para las mascotas: perros y gatos

Si tienes un perro o gato en casa, seguramente se sentirá feliz de que lo alimentes. No distinguirá presentaciones ni marcas, tampoco si resultan dañinos o no. Pero tú, como su cuidador, debes prestar atención a lo que consume, podrías comenzar por conocer cuáles son los alimentos prohibidos para las mascotas. 

Es posible que alimentes a tus mascotas con los restos de comida que quedan en casa; sin embargo, debes saber que algunos de sus ingredientes podrían resultar perjudiciales para los animales. 

No importa qué tan inofensivos parezcan los alimentos, es importante saber si beneficiarán o resultarán contraproducentes para tu gato o perro. ¡Mira el listado que sigue y toma nota!

Alimentos no recomendados para los perros

Chocolate

Al igual que a las personas, a los perros les encanta el chocolate, pero la verdad es que no deberías darle este dulce a tu mascota. 

La principal razón es porque el cacao es malo para los animales. Es más, solo 100 gramos de chocolate podría causar complicaciones en un perro que pese más de 10 kilos. Ahora, imagina darle más dosis, esto pondría en riesgo su vida.

Si por error le has dado chocolate a tu mascota, presta atención a los síntomas. Estos pueden ser: deshidratación, vómitos, diarrea, problemas cardíacos, y convulsiones.

Cafeína

La cafeína no es buena en exceso, ni para las personas ni para las mascotas.  En ese sentido, deberás evitar darle esta bebida a tu perro. 

Se considera uno de los alimentos prohibidos para las mascotas porque afecta su sistema nervioso, además del cardíaco. 

Los síntomas de su consumo en animales son: vómitos, hiperactividad y taquicardias.

Cebolla y ajo

La cebolla y el ajo son dos alimentos prohibidos para las mascotas. La razón de esto es que puede provocar en ellos enfermedades que atacan sus glóbulos rojos, causando debilidad y problemas respiratorios. 

Si tu perro llegase a consumir frecuentemente cebolla o ajo, se creará en su sangre un efecto oxidativo que debilita su estructura. 

Los síntomas de una intoxicación son: debilidad, falta de orientación, taquicardia, debilidad, diarrea y vómitos. 

Uvas y pasas

Estos alimentos pueden ser tóxicos para tu perro. No importa si son cantidades pequeñas, podrían causar un fallo renal. 

Según los estudios, las uvas tienen un componente que afecta el organismo de las mascotas. De hecho, aunque hay variaciones de esta fruta, la recomendación es no dar de consumo ningún tipo, tengan semilla o no. 

La anterior recomendación también aplica para los alimentos derivados.

Alcohol

Los animales no toleran el alcohol. Así que, por ningún motivo, le des a consumir estas bebidas. También deberás cuidar que no coma alimentos que lo contengan.

Algunos de los síntomas de intoxicación por alcohol en los animales son: falta de coordinación al caminar, letargo, vómitos, hinchazón, presión arterial baja, convulsiones. 

Alimentos prohibidos para gatos

Chocolate, café o té

De igual forma que con los perros. Los gatos no deben consumir ninguna de estas sustancias, tampoco alimentos que lo contengan. 

Los síntomas de una intoxicación con estos alimentos son: convulsiones, vómitos, úlceras, deshidratación. De hecho, pueden llegar a ser tan graves que causarían la muerte de la mascota.

Azucarados y endulzantes

El organismo de los animales no está preparado para asimilar azúcar o endulzantes. La razón de esto es porque pueden hacer un daño en su hígado, causando insuficiencia y otras patologías.

Y, particularmente en los gatos, este sabor es indetectable, pues sus papilas gustativas no perciben el sabor.  

Comida para perros

Muchas personas creen que está bien darle comida para perros a un gato. La verdad es que no se podría considerar un alimento perjudicial, pero lo que sí es cierto es que no contienen todos los nutrientes que necesita el felino para desarrollarse. 

Recordemos que las necesidades animales pueden variar, de acuerdo a las vitaminas y proteínas.

Huesos y espinas

Si le das de comer a un gato un rico pescado con espinas, no te lo rechazará. Pero correrás el riesgo que se lastime, resulte con alguna herida o desgarros en su intestino.

Igual pasa con los huesos pequeños. Así que debes tener cuidado con estos alimentos.

Embutidos

No es que se trate de unos alimentos tóxicos, pero es importante moderar su consumo por su alto contenido en sal y grasas. 

Si su consumo es elevado, podrían provocarle pancreatitis o hipertensión.

Pescados crudos y carnes

La principal razón por la que no deberías darle de comer a tu gato carnes o pescados crudos es por el riesgo que corren de contagiarse con parásitos.  Mejor asegúrate y cocina los alimentos antes de dárselo a tu mascota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: