Los gatos como mascotas: cómo elegir uno para tu hogar

Los animales son una grata compañía, llenan la casa de alegría, corretean por todo el jardín, y pueden convertirse en los mejores amigos. Muchas personas prefieren tener perros, aves o conejos. Mientras que otros eligen a gatos como mascotas, pero ¿cómo saber cuál será el compañero ideal?

Si es tu primera vez con un gatito, es importante saber cómo se relacionará contigo. Así, debes considerar aspectos fundamentales como su raza, género, edad y, lo crucial, su estado de salud. 

Antes de elegir a tu mascota, procura tener el tiempo necesario para darle los cuidados. Aunque los gatos suelen ser más independientes, también necesitarán de tu cariño y atención. Te dejamos algunos consejos para que puedas elegir a tu compañero felino.

¿Por qué es bueno tener un gato en casa?

La compañía de los animales siempre es grata. Suelen hacer más felices a las personas, llenan de alegría el hogar y son los compañeros perfectos. 

Sin embargo, tener a mascotas implica compromiso. Y en el caso de los gatos, no hay excepción. A pesar de esto, hay muchas razones para tener un gato en casa:

  • Los gatos ayudan a reducir el estrés. 
  • Contribuyen a tener una buena salud arterial.
  • Benefician al sistema inmunológico, haciéndolo más fuerte frente a enfermedades.
  • Los gatos son silenciosos, cariñosos e independientes. Suelen necesitar menos cuidados que otras mascotas.
  • Contribuyen a la recuperación más pronta de traumas emocionales y pérdidas familiares.

¿Cómo elegir a un gato como mascota?

Debes tener en cuenta que no existe el gato ideal, pero sí aquel que vaya de acuerdo a tus preferencias y los cuidados que estés dispuesto a prestarle.

Generalmente, antes de tener a un gato como mascota, debes considerar estos aspectos:

Raza

Hay muchas razas de gato, alrededor de 60. Algunos tienen pedigrí y otros son mestizos. Los tipos de raza más comunes que podemos encontrar son:

  • Británico
  • Persa
  • Birmano
  • Oriental
  • Siamés 
  • Exótico.

Hay muchas ventajas de tener a un gatito con pedigrí como acompañante. Pero esto no le resta importancia a los mestizos.

Adopción o compra

Otro factor a considerar es si deseas comprar un gato en una tienda para mascotas, o si prefieres ir a un centro de adopción.

Si eliges la última opción, estarás contribuyendo a esos felinos sin hogar. Además, serán unos buenos compañeros. 

Mientras que, cuando los compras, sabrás más las características y los cuidados adecuados, de acuerdo a las recomendaciones que te dé el vendedor.

Edad

Los gatos pequeños son tiernos, encantadores, difícilmente se puede resistir a su belleza. Suelen ser juguetones, peluditos. Y tienen la gran ventaja de que puedes educarlos desde un principio.

Sin embargo, debes saber que los gatitos, necesitarán más cuidado. Sobre todo si no tienen a su mamá cerca para alimentarlos y cuidarlos. Necesitas tener más tiempo para prestarle atención.

Otra buena idea para elegir a un gatito de una camada es ver su comportamiento. Observa cómo responde a las caricias y la manera en la que se relaciona con sus hermanos. 

También, debes procurar que tenga un aspecto saludable, con ojos limpios y brillantes, orejas limpias, uñas lisas, pelaje brillante. Y, tampoco deben tener pulgas.

Ahora, veamos cómo elegir a un gato adulto. Recordemos que también son juguetones y cariñosos, pero estos ya tendrán un entrenamiento previo. En ese sentido, procura que no tengan problemas emocionales, que se adapten bien, y tengan buenos hábitos.

¿Macho o hembra?

Ya que has decidido la edad de tu gato, es momento de saber si quieres un macho o una hembra. 

Las dos alternativas son muy buenas. No tienen muchas diferencias en cuanto a su comportamiento. Eso sí, si eliges a una gata, y no quieres llenarte de gatitos, es mejor que esté esterilizada. 

Si quieres una mascota más tranquila, calmada y menos juguetona, una gata será mejor. Mientras que si lo que quieres es más independencia, un macho es la alternativa perfecta.

Estado de salud

Entre la lista de aspectos a considerar al momento de tener un gato como mascota está su estado de salud.

Toma en cuenta lo siguiente:

  • Observa sus dientes, deben ser blancos.
  • Revisa su mirada, con ojos claros y brillantes. Sin signos de ojos llorosos.
  • Orejas limpias y libres de cera negra o marrón.
  • Uñas lisas.
  • Sin pulgas ni falta de pelaje.
  • Pelaje brillante y sedoso.
  • Sin signos de secreción nasal.
  • Infórmate sobre las vacunas. 

Un gato saludable no estornudará, tampoco parecerá estar resfriado, con ojos 

entrecerrados, tampoco estará débil.

Haz una exploración para ver si tiene algunos rasguños o si se lame mucho, esto podría ser señal de pulgas o parásitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: