Dieta cetogénica: en qué consiste y cuáles son los alimentos prohibidos

Existen muchos métodos para bajar de peso, ejercicios, cirugías. Algunos son más rápidos o efectivos que otros, lo cierto es que para reducir medidas es necesario cambiar los hábitos alimenticios; por ejemplo, la dieta cetogénica es uno de los planes que ha estado muy presente en los últimos años. 

No todas las dietas funcionan, algunas pueden ser tan drásticas que permiten bajar de peso, pero luego llegan las consecuencias: como el rebote. Además, cada organismo es diferente.

Un menú saludable debe ser variado, incluir los nutrientes necesarios que el organismo necesita. Así, el cuerpo logrará quemar grasa. En este caso, te hablaremos de la dieta keto, donde la principal fuente de energía son las proteínas.

¿Qué es y cómo funciona la dieta cetogénica?

Lo que hace especial a la dieta cetogénica es que en ella se emplean las grasas y proteínas como principal fuente de energía. Una clara diferencia con las demás dietas, por el hecho de que emplean los carbohidratos como principal fuente.

La dieta cetogénica funciona con una disminución de los carbohidratos a 50 o 60 gramos al día, Además, al mismo tiempo aumenta las grasas.

Su nombre proviene de un estado metabólico, llamado “cetosis”. En el que el cuerpo no genera energía a partir de carbohidratos, entonces tiene que eliminar las grasas acumuladas.

Por medio de este proceso se generan cetonas, estas son las que el cuerpo utiliza como energía al bajar la cantidad de carbohidratos. Por eso, esta dieta es efectiva para bajar de peso.

También se conoce como dieta keto, y se le da más importancia a los alimentos proteicos y a los grasos como: aves, pescados, mariscos y carnes sin tejido graso visible.

Existen ciertos alimentos permitidos o prohibidos, estos son:

Alimentos prohibidos en la dieta cetogénica

Cuando se va a preparar el menú y planificar la dieta cetogénica hay que evitar ciertos alimentos.

Entre estos, alimentos que sean ultraprocesados y/o aportan carbohidratos en abundancia. Además de evitar la cantidad de grasa saturada.

  • Cereales y derivados refinados: ya que estos poseen altos valores en almidón. Estos alimentos son el maíz, la avena, el arroz, la cebada, los panes, pasteles, galletas y tartas.
  • Vegetales amiláceos: estos se deben evitar por sus altos valores de almidón, como lo son la mandioca, la batata, el ñame y los tubérculos como la papa.
  • Azúcar y otros productos dulces: estos alimentos aumentan los carbohidratos, los cuales no deben estar en la dieta cetogénica.
  • Alimentos ultraprocesados: la mayoría de estos alimentos contienen almidones y grasas saturadas.
  • Raíces dulces: como la zanahoria y la remolacha, estás raíces agregan demasiada azúcar a la dieta keto.
  • Frutas con altos valores en azúcares: como el banano, el zapote, la piña, entre otros.
  • Grasas saturadas: la grasa externa de los cortes de las carnes, los aceites hidrogenados, y las margarinas y la manteca también la contienen, pero en menor medida.

Alimentos permitidos en la dieta keto

  • Semillas oleaginosas: estás semillas aportan ácidos esenciales como el linoleico y el linolénico.
  • Aceite de semillas: este tipo de aceites son abundantes en grasa poliinsaturada como el omega-3 y omega 6.
  • Mantequilla: es un derivado lácteo que brinda una buena fuente de energía y ácidos grasos de cadena media y vitamina A.
  • Pescados y mariscos: aportan proteína de alta calidad y omega-3, el cual se relaciona con la salud cardiovascular y cerebral.
  • Carnes blancas y rojas: es bueno consumirlas pero retirando la grasa externa.
  • Tofu, soja, tempeh: todos estos contienen proteína de una buena calidad. De ellos, el más resaltante es la soja, ya que es fuente de linoleico y linolénico.
  • Huevos: estos poseen grasas saludables como el omega-3, la vitamina A y minerales, además de atribuir proteína de un alto valor biológico.
  • Frutos rojos y arándanos: los frutos rojos como las frambuesas, moras y fresas contienen antocianinas con propiedades antioxidantes y vitamina C.
  • Verduras verdes: estás verduras contienen vitamina B2, B1, fibra y son una fuente de hierro.
  • Cítricos: como la naranja, el limón, la mandarina y la toronja, estos son fuentes de vitamina C y betacarotenos.
  • Productos lácteos: como el yogur, queso y las leches fermentadas. Estos aportan calcio, fósforo y ácidos grasos de cadena media.

Ejemplos de menús para dieta cetogénica

Desayunos

  • Omelette con queso mozzarella y albahaca. Aunque el queso se puede reemplazar por queso de cabra, feta, Gouda, Edam, etc.
  • Huevos al horno, servido sobre aguacate en conjunto con café negro o, si prefieres, descafeinado.
  • Panqueques de mantequilla de maní acompañados de té verde.
  • Café junto a unas tortitas de coco.
  • Té verde, agua de limón con yogur de leche entera con coco y avellanas.
  • Berenjenas rellenas con huevo cocido gratinadas con queso de cabra y un té verde.
  • Aguacate relleno de queso crema y almendras con agua de limón y té verde.

Meriendas

  • Panqueques de mantequilla de maní y té verde.
  • Un puñado de nueces junto a 1/4 de taza de frutos rojos.
  • Yogur griego sin grasa con nueces trituradas.
  • Chips de calabacín con huevo batido rebozados en tempura de pan.
  • Requesón con frutos rojos (como mora, fresa y frambuesa).
  • Batido de leche de coco con moras o fresas.
  • Queso en rodajas asado con tiras de pimientos.
  • Ensalada de atún y tomate.
  • Batido de leche, proteína de suero en polvo y mantequilla de almendras.

Cenas

  • Champiñones salteados con aceite de oliva con tofu cubierto de sésamo y un puñado de nueces.
  • Gambas gratinadas con nata fresca y mini muffins de arándanos.
  • Tortilla de salmón y setas con ensalada de tomate y yogur griego con arándanos.
  • Carpaccio de ternera con aceite de avellana y parmesano acompañado de vegetales asados y un puñado de almendras salteadas.
  • Chuleta de cerdo con puré de coliflor y una ensalada de repollo.
  • Espaguetis de calabaza, albahaca, mozzarella y nueces.
  • Brochetas de cerdo a la parrilla con coliflor, brócoli salteado y pimientos.
  • Habas, espárragos, ajos tiernos y un huevo salteado.
  • Raviolis de lechuga rellenos de carne de pollo picada y salsa de yogur.
  • Solomillo de ternera con calabacín, tomate a la plancha y pimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: